El lenguaje HTML es tan sencillo que practicamente se entiende sin estudiar el significado de sus etiquetas principales.

Ademas de textos en negrita, también se puede poner en cursiva o tachados